Una sesión para potenciar las finanzas empresariales con el especialista Óscar León García
Publicado en: 2022-07-14

El desarrollo financiero es uno de los ejes sobre los cuales trabaja el programa Caribe Exponencial para el desarrollo exitoso de una compañía. Es por esto que las 11 empresas escogidas en esta segunda edición recibieron una sesión de consultoría y formación financiera, denominada 'Inductores de Valor', con el consultor del Fondo de Garantías del Caribe Óscar León García, especialista en finanzas con más de 30 años de experiencia asesorando en valoración de empresas, gerencia del valor y acompañamiento en procesos de compra y venta de compañías.

               
 

“Esta es la primera sesión del módulo financiero, que compete un total de cuatro sesiones grupales y cinco sesiones individuales. La idea de estos espacios es que asistan los CEO de cada una de las empresas con su equipo financiero, ya que recibirán asesoría por parte de Óscar León y el equipo de trabajo del Fondo Regional de Garantía, y por supuesto de Caribe Exponencial”, explicó Raquel Padilla, gerente de Caribe Exponencial.  

Óscar León García abrió la sesión señalando que la idea principal de este proceso formativo es la de enseñarle a los empresarios a ver los números de su empresa de una manera distinta. “Cuando digo que vamos a ver los números de una manera diferente, no me refiero a más compleja. Al contrario, lo que queremos es que los vean de una manera más rápida, expedita y que así no se demoren tanto tiempo peleando con ellas. Suena paradójico que en un curso de formación financiera diga esto, pero la idea es que puedan dedicarle más tiempo a generar su estrategia con relación a las cifras, porque finalmente los resultados de una empresa deben estar acompañados por la generación de valor”, puntualizó.

Caribe Exponencial es una iniciativa que impulsa emprendimientos de alto impacto en Barranquilla y el departamento del Atlántico, gracias al trabajo articulado de la Fundación Santo Domingo, la Cámara de Comercio de Barranquilla, Fundación Promigas, la Universidad del Norte, Probarranquilla, Fundesarrollo y Andi seccional Atlántico - Magdalena.

Entendiendo el indicador EBITDA como las finanzas de un tendero 

Para el consultor, la forma más fácil de explicar las finanzas es por medio de ejemplos cotidianos y fáciles. Es por esto que para explicar el indicador EBITDA (acrónimo de los términos en inglés Earnings Before Interest Taxes Depreciation and Amortization), utilizó el ejemplo de cómo lleva las finanzas un tendero de barrio.  

             
 

“El EBITDA son las finanzas que tiene un tendero de barrio en la mente. ¿Estamos entonces reduciendo este concepto que viene de la banca de inversión y de las bolsas de valor a las cuentas de tienda? La respuesta es sí, porque las cuentas del tendero son sabias. El EBITDA no es más que la utilidad operativa que se convierte en flujo de caja, sin tener en cuenta los gastos que no mueven caja, que son las depreciaciones y las amortizaciones. En términos de tendero, son las ganancias del día que anotan en el libro mayor de ellos (la libreta), que no tienen en cuenta los costos de las neveras y ese tipo de cosas”, argumentó.  

La principal función del indicador EBITDA es mostrar los resultados del proyecto sin considerar aspectos financieros ni tributarios. Es decir, permite saber si el motor de la empresa, el negocio en sí, funciona o no más allá de otros ajustes o de cómo se haya financiado. Para el EBITDA, lo importante es conocer cuánto puede generar el proyecto. Así, si en el negocio este indicador es positivo, quiere decir que, en principio, es rentable y su éxito dependerá de la gestión que se haga de los gastos financieros, así como de la fiscalidad, las políticas de depreciación y amortización.  

El margen de utilidad EBITDA debe suplir los 5 compromisos que tiene toda empresa: los impuestos, el servicio a la deuda, que vienen a ser los intereses del capital; el consumo de capital de trabajo, las reposiciones de activos y los dividendos para los accionistas. “Entonces una empresa tiene problemas de estructura operativa, si con su EBITDA no alcanza a cubrir o escasamente cubre los requerimientos operativos de capital de trabajo, de valores y de reposiciones de activos. Pero si, además, tampoco le alcanza para cubrir los compromisos de la estructura financiera, entonces estamos hablando de una empresa que tiene dificultades de caja”.  

Óscar León explicó posteriormente las diferencias entre cuándo se tiene una deuda buena y una mala. “La diferencia radica en para qué se va a utilizar la deuda, es decir, el cupo del banco. La deuda buena es la que tomamos para financiar proyectos rentables que generen flujo de caja acorde con los indicadores que estamos trabajando. La mala es la que se utiliza para para cubrir los déficits estructurales de caja que las empresas no saben por qué se están generando. Entonces ahí las empresas cabalgan en el cupo durante varios años y cuando ya el cupo se acaba, es que las crisis se hacen visibles”. 

El gran mensaje es disponer de tiempo para la formación gerencial y financiera en las empresas, lo cual será retribuido con creces en el desempeño de las mismas. 

"A nivel del primer grupo de Caribe Exponencial, más otras empresas que hemos acompañado desde el Fondo Regional de Garantías del Caribe en estos últimos diez años, hay unos resultados excelentes y muchos casos de éxito de muchas empresas que han cambiado su rumbo como consecuencia de implementar todos estos conceptos, que anticipo, son muy sencillos”, concluyó Óscar León García al finalizar la sesión.  

                   

                                Miguel Girado, gerente de Marketing de CEDICOL S.A.S

Miguel Girado, gerente de Marketing de CEDICOL S.A.S, una de las empresas escogidas en esta edición de Caribe Exponencial, destacó la importancia de contar con este tipo de formación dentro del programa. “Para nosotros es de bastante ayuda contar con estos espacios de formación, en los que podemos incrementar exponencialmente el crecimiento de nuestra compañía y, sobre todo, fortalecer específicamente lo que son las finanzas. Este es un tema que no todo el mundo le presta la atención que debería, y pues que este sea un punto de partida para poder tener una mejor rentabilidad, una mejor toma de decisiones y tener un amplio espectro de nuestro negocio. Poder determinar realmente hacia dónde vamos, cómo vamos y cómo lo vamos a lograr”. 

Por Saúl Granados Ruiz.  

Fotografías por Eduardo Trujillo.

       Más noticias