Un coloquio sobre la estrategia de ley que busca optimizar la justicia en Colombia
Publicado en: 2022-06-23

Wilson Ruiz, Ministro de Justicia

En el marco de la expedición de la ley que consagra la permanencia del Decreto 806, en el cual se adoptan medidas para implementar las tecnologías de la información y las comunicaciones en las actuaciones judiciales, agilizar los procesos y flexibilizar la atención de los usuarios, el ministro de justicia, Wilson Ruiz, visitó el 17 de junio el Consultorio Jurídico de la Universidad del Norte para socializar los avances de este periodo de gobierno acerca de optimizar los procesos de justicia dentro del país.  

El evento se realizó en compañía de los representantes de la Procuraduría, de la Cámara de Comercio de Barranquilla y los docentes del Programa de Derecho de la Universidad del Norte y colaboradores del Consultorio Jurídico.   

              
                      Asistentes durante la charla ofrecida en el Consultorio Juridico. 

La charla fue aperturada por Juan Barrero Berardinelli, director del Consultorio Jurídico y por Alberto Madero, decano de la División de Derecho, Ciencia Política y Relaciones Internacionales, quienes dieron la bienvenida al ministro de Justicia y dieron un pequeño contexto acerca de la nueva ley que ahora exige a los abogados aprobar un examen habilitante para ejercer la profesión cuando estén representando a particulares, y los cambios normativos en materia de consultorio jurídico. Lo que significa una transformación no solo de la justicia, sino también de la educación. 

Los principales temas tratados durante el conversatorio fueron la importancia de la conciliación para disminuir la carga de demandas que entran al sistema, la importancia de capacitar y contar con más jueces en el país, y la relevancia de la nueva iniciativa para la digitalización de la justicia.  

"Si uno en la vida es un buen conciliador, créame que cada día el país va a avanzar más". Wilson Ruíz, ministro de Justicia.

Ruíz comenzó hablando acerca de un fenómeno que está ocurriendo en el ejercicio judicial, y es el poco interés de las conciliaciones, puesto que las demandas significan grandes ingresos a largo plazo, y por ello muchos servidores públicos no se motivan a conciliar.  

Sin embargo, para el ministro, la conciliación es una herramienta clave que permite disminuir el volumen de demandas, lo que evitaría su saturación al llegar a los jueces. Según estudios oficiales, Colombia debería contar con 65 jueces por cada 100 mil habitantes, pero en realidad hay 11, lo que lleva a sobrecargas cercanas a los 2 mil procesos por cada uno.  

“En Colombia cada vez hay más población, más demandas, pero no incrementa el número de jueces. Por eso siempre que podemos le decimos a nuestra Corte Constitucional que la ley estatutaria necesita justicia. Después de 18 intentos logramos aumentar del 1.7 % del Presupuesto General de la Nación al 3%, para que así puedan incrementar el número de jueces”, explica el ministro.  

En el Congresose impulsó el Estatuto de la Conciliación, donde se recopilan 15 normas que agilizan el proceso y evitan una gran cantidad de normativas.  

En cuanto a conciliación extrajudicial, en Colombia se realizaron 126.332 en 2021 y en lo que va corrido de este año van unas 69 mil. Según Ruíz, esto significa que la gente cada día cree más en la figura de la conciliación para temas civiles y comerciales. El 41.2% de los casos son de familia.  

"Es vergonzoso que la gente en Colombia muera esperando una justicia que nunca llega. Por eso la importancia del expediente digital y la justicia virtual".

Unos requisitos precisos con los que se puede garantizar el cumplimiento de los principios generales de la conciliación, es el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones.  

"Uno no puede quedarse atrás frente a las nuevas tecnologías, porque eso es lo que cada día nos está imponiendo una nueva cultura”, indica el ministro.  

La obligación de los centros de conciliación es utilizar las tecnologías de la información y las comunicaciones para poder garantizar de forma virtual una prestación eficiente y seria, que apoye los lineamientos de esta ley. Ahora es una obligación hacer uso del expediente digital y guardar información a través de medios virtuales o magnéticos como son la Cámara de Comercio.   

"Soy consciente que la pandemia nos trajo muchas dificultades, pero en materia de justicia le sacamos la mayor ventaja”, añadió el abogado.  

Como otras formas de eficacia de la rama, es fortalecer las funciones de control: la inspección y vigilancia por parte del Ministerio sobre los centros de conciliación y programas locales de Justicia y Equidad.   

Por Lucía Gabrielle González

       Más noticias