Estudiantes socializan experiencias de sostenibilidad y su impacto en la salud
Publicado en: 2022-06-23

En el marco de la conmemoración del Año Internacional de las Ciencias Básicas para el Desarrollo Sostenible (junio de 2022 a junio de 2023), el Departamento de Química y Biología de la Universidad del Norte desarrolló el 10 y 11 de junio la jornada de divulgación científica, ‘Proyecto Salud 1.5 °C’, en el pasillo que conecta los bloques B y E del campus, frente a los laboratorios de Biología. 

Con la creación de este corredor de la sostenibilidad, sus asistentes participaron en la presentación de experiencias de mitigación-adaptación frente al calentamiento global y la contaminación ambiental y su relación con la salud humana, por parte de los estudiantes de primer semestre del programa de Medicina.

El objetivo de la jornada, liderada por los docentes Andrea Monroy-Licht y Ricardo Guitiérrez, fue socializar con la comunidad universitaria y los participantes del programa Sábado del docente las experiencias de sostenibilidad de nuestros estudiantes frente a las acciones que han implementado en sus casas para prevenir los efectos del cambio climático y la contaminación ambiental en la salud de sus familiares. De esta manera, se mostraron ejemplos de acciones y hábitos que pueden contribuir desde la casa a la mitigación-prevención de estos impactos en la salud.

            
 

Algunos de estos temas fueron: dengue y su impacto asociado al calentamiento global, el impacto del plástico para la salud y estrategias para la reducción de su uso en casa, la identificación de disruptores endocrinos, contaminantes que modulan nuestros receptores; y estrategias de clasificación de residuos sólidos en las familias y su importancia en la prevención de algunas enfermedades humanas.

Dentro de los comentarios de los participantes de Sábado del Docente se resaltó la importante labor de sensibilización realizada por los estudiantes de Medicina a sus familiares sobre estos temas, poco abordados en la cotidianidad de sus hogares, y cómo logran que reconozcan estos problemas ambientales y de salud humana.

Los estudiantes, por su parte, manifestaron sentirse más comprometidos sobre los efectos de sus acciones en el medio ambiente, así como ser parte de la solución cuando se plantean retos globales como la contaminación por plásticos y la presencia de sustancias químicas con potencial de disrupción de nuestro sistema endocrino. 

         
 

Con el proyecto, las conversaciones sobre esto temas se han convertido en una forma de tomar acción frente a los retos que todos como sociedad enfrentamos y debemos apropiar. Los estudiantes reconocieron que no fue fácil explicarles a sus abuelos o hermanos, por ejemplo, qué es un receptor celular, por qué un micro o nanoplástico puede ingresar a su sistema respiratorio o ser ingerido por vía oral, cómo enfermedades endémicas pueden empezar a ser retos en regiones geográficas donde no se presentaban como prioridades sanitarias, qué son los virus, entre otros temas. 

La experiencia del proyecto Salud +1.5ºC permitió generar acciones desde el aula que fueron permeando a los estudiantes, quienes fueron generaron eco en sus familias.  Todos desde nuestro quehacer diario podemos ser parte del cambio y ser parte de la solución. 
 

       Más noticias