Guillermo Muñoz: reconocimiento a 40 años de servicio a Uninorte

El rector Adolfo Meisel Roca y el Consejo Directivo de la Universidad de la Norte homenajearon el 24 de septiembre a Guillermo Muñoz Penagos, quien por 40 años estuvo vinculado al máximo órgano de dirección de la institución. A sus 89 años don Guillermo, como afectuosamente lo llaman, aseguró que en la Universidad nunca envejeció sino que, por el contrario, adquirió su juventud al trabajar para los jóvenes.

“Agradezco la distinción con la que, entre amigos, me honran hoy, al retirarme del cargo que como miembro del Consejo Directivo de la Universidad del Norte he ejercido durante 40 años”, comentó pausadamente el empresario, durante la ceremonia en donde le fue concedida la Medalla Roble Amarillo, en homenaje a su larga trayectoria y continuos aportes a la institución.

De pie, apoyado con un bastón de aluminio y con la satisfacción de haber contribuido al engrandecimiento de Uninorte, dedicó unas palabras a los miembros del Consejo Directivo, familiares y directivos de Uninorte presentes en el evento, en el edificio administrativo Casa Blanca.

“Guardaré en mi corazón las enseñanzas aprendidas al lado de mis queridos amigos y compañeros de trabajo. Agradezco a cada una de las personas que hacen su contribución por este duro y fascinante mundo de la academia, en el que se forman nuestros futuros líderes”, puntualizó el paisa de nacimiento, pero barranquillero de adopción.

Toda una vida al servicio de la sociedad

Don Guillermo dice que lo que mejor lo define es su amor por el trabajo hacia los demás. Sus ganas por contribuir en la construcción de un mundo cada vez mejor, bajo valores éticos y morales, pero sobre todo desde la academia. Un mundo que -en sus palabras- le permitió dimensionar la importancia de la educación.

Guillermo Muñoz Penagos estudió en el Colegio San Pascual, en Medellín; se graduó en 1948 de Contaduría en la Universidad Pontificia Bolivariana y durante su formación nacional e internacional se especializó en el área de mercadeo. Durante 35 años laboró con el Grupo Empresarial Bavaria, siendo presidente de la Cervecería Águila S.A. de Barranquilla por 15 años, una vez cumplió la edad de jubilación. Dada su experiencia en las áreas de mercadeo y ventas, junto a su hijo Rubén Darío Muñoz Barros, administrador de empresas de Uninorte, creó una compañía orientada al negocio de las representaciones y distribuciones industriales.

El 11 de marzo de 1978, doce años después de haber sido creada la Universidad del Norte, la Fundación Mario Santodomingo lo designó para representarla en el Consejo Directivo de la institución.  “Les confieso que una de las cosas que más he disfrutado estando en este Consejo es asistir a la ceremonias de grado. Ver a los estudiantes saltar literalmente de felicidad me ha llenado de gozo, porque todo esfuerzo tiene su recompensa (…) Yo me eduqué también con gran esfuerzo. Al colegio fui descalzo, a la universidad con un solo par de zapatos. A veces, o desayunaba o pagaba el bus, así que caminé bastante. Quizás por eso me emocionan tanto las becas”, explicó Muñoz con una mirada embargada por la emoción.

Para él, los resultados más representativos de Uninorte son hoy la calidad de la formación de sus profesionales, el desarrollo consolidado de un programa de becas, como las de Roble Amarillo, que ha permitido el acceso a la educación de estudiantes de escasos recursos, y el despliegue de su infraestructura, con la que ofrece un espacio ideal para la formación y el crecimiento personal de quienes la conforman.

Por José Luis Rodríguez R.

“Entre las satisfacciones que toda persona debe tener en su vida es que al final de cualquier labor pueda decir que cumplió con inmenso compromiso, transparencia y buena voluntad. Usted es un ejemplo de eso y me corresponde en nombre de la universidad darle los agradecimientos”, destacó el rector Adolfo Meisel Roca, segundos antes de otorgarle la distinción al empresario.

Miembros del Consejo Directivo como Guillermo Heins afirman que Muñoz se consolidó como autoridad institucional y un símbolo de lo que la Universidad ha sido. “Además de su pureza espiritual, su sabiduría y su ética, no he conocido a alguien así, que se dedique con tanto empeño a la Universidad. Le tenemos mucho cariño y nos va a hacer mucha falta”, afirmó Heins.

Para Marciano Puche, también miembro del Consejo, “no hay mejor persona que merezca un homenaje que don Guillermo Muñoz, una persona íntegra, fantástica y educada, que siempre ha dado opiniones interesantes. Un gran consultor”.

Al final de su discurso, Guillermo Muñoz Penagos hizo un llamado a la comunidad universitaria para que siga practicando los ideales éticos que Jesús Ferro dejó en sus alocuciones de grado, así como el mayor apoyo a la labor del rector Adolfo Meisel, “para que siga adelante con esta maravillosa universidad”. Se retira del cargo deseando muchos éxitos a la Universidad del Norte en la “noble misión de contribuir con sus conocimientos a la construcción de un mundo cada vez mejor”.

Palabras de Guillermo Muñoz durante su homenaje
Publicado:
03/10/2018 04:07:00

Galería Galería

Homenaje a Guillermo Muñoz

Resolución rECTORAL Resolución rECTORAL