Profesora de Uninorte, elegida Conjuez del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Barranquilla
Publicado en: mié, 19 abr 2017 05:30:00 -0500
Marjorie Zuñiga durante su investidura.

Investida con la dignidad de Conjuez del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Barranquilla sala laboral, la profesora de Derecho de la Universidad del Norte Marjorie Zúñiga es ahora además de educadora una servidora pública, encargada de velar por la administración de la justicia.

Los Conjueces actúan como servidores públicos asumiendo el rol de magistrados cuando no sea posible integrar el quórum decisorio debido a impedimentos o recusaciones. Zúñiga, quien estará en el cargo por dos años, fue investida el pasado jueves 6 de abril.

La abogada, quien hace cinco años hace parte de la Universidad del Norte, resalta la importancia de un cargo de este tipo para la academia. “La administración de justicia es fundamental para la academia, me atrevería incluso a afirmar que se trata de una contribución en doble vía: para nosotros los académicos tener la oportunidad de ser conjueces nos acerca a la realidad que se vive en los estrados judiciales, y las corporaciones judiciales cuentan con profesionales de una formación jurídica sólida, estructurada, capaz de producir fallos que preserven la equidad y protejan los derechos”, afirma.

Así mismo, Zúñiga asegura que dicha relación que ha existido desde siempre entre la academia y las corporaciones jurídicas es muy visible y beneficiosa, y puede verse incluso en la Corte Constitucional, donde, según sostiene, de los 88 inscritos para ser elegidos como Magistrados, el 21% son académicos, bien sea docentes universitarios de planta, directores de centros de investigación o decanos.

La jurista señala que para los estudiantes esta oportunidad también resulta beneficiosa, pues el análisis de los casos que se realiza en clase tendrá un gran componente práctico real. Los jóvenes, quienes usualmente se enfocan en cómo resolver el problema jurídico que envuelve cada caso que les presenta la profesora, ahora podrán conocer de primera mano las razones y consideraciones jurídicas discutidas.

“Pienso que tener la posibilidad de ser llamada a administrar justicia en determinados casos y poder explicarles a los alumnos las razones que acompañan la toma de una u otra decisión o las consideraciones que se discutieron, le aporta un valor adicional a su proceso de aprendizaje”, señala.

Por: Edwin Caicedo Ucros

Más noticias Más noticias